Guía básica de cómo usar Big Data en tu negocio

Suena complicado. Big Data . Datos y datos, estadísticas y bases de procesamiento. A ver, no nos vamos a meter en el tema informático, pero cada vez el procesamiento y los algoritmos son más eficientes. Ahora, con un presupuesto limitado ya puedes descifrar información útil detrás de tantos números. Esta es una guía con algunas formas para usar ‘Big Data’ en tu organización.

Primer paso, define tu estrategia de Big Data. Como todo, necesita planificación y coordinación con tus objetivos comerciales. Hay muchos tipos de datos que puedes recoger, pero tienes que centrarte en los más relevantes para ti. Para decidir qué métricas son las más importantes debes entender bien a tus clientes, tu producto, y tu organización.

Por ejemplo, para entender a los clientes se pueden combinar varias fuentes de datos como CRM, datos de ventas, o datos de call center para tener una idea general y específica de cada segmento de clientes que ya tienes.

Para entender el entorno, con Con Big Data tienes acceso a bases datos de venta, noticias de mercado y datos de redes sociales se pondrán analizar tendencias a gran escala. Esto nos puede llevar también a encontrar nuevos mercados. Analizando estadísticas de predictivas en la web y redes sociales.

Segundo paso, ahora que tienes claro donde estás puedes personalizar tu sitio web y productos. Tu página web puede hacer lo mismo recolectando datos de distintas fuentes y desarrollando experimentos estadísticos para determinar las preferencias del cliente.

El tercer paso consiste en aportar seguridad. El Big Data se puede usar para detectar irregularidades. Ahora que todo está regulado, toca cambiar tu estructura organizacional. Tus empleados pueden generar una cantidad de datos masivos. Usando Big Data puedes monitorear su comportamiento y determinar formas de reorganizar tu oficina. No hace falta acosarlos, se refiere a descubrir cuando son más productivos, quién se lleva mejor con su compañero etc. Así puedes tomar medidas y reorganizarlos en función de esto.

Antes de seguir estos pasos, infórmate de las tecnologías que tienes disponibles. Además de los que te aporta de por sí la web, tienes software baratos, como Hadoop, para hacer análisis de datos complejo. Otra opción sería usar los servicios de Big Data (BDaaS) que te aportan suministros de datos, sistemas analíticos, sistemas de almacenamiento, servicios de consultoría digital, entre otras.

Aun que cada paso puede tener muchos detalles, siguiendo esta estructura puedes aplicarlo a tu empresa aunque sea pequeña y sacarle beneficio. ¡Atrévete!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *